Mosteiro+de+Santa+Cristina+%26%238211%3B+Ribeira+Sacra+%26%238211%3B+Ourense
0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil está situado la “Ribeira Sacra“. Según la documentación el cenobio de Santa Cristina existía ya en el año 876, fecha en la que consta una donación.  Su esplendor  se desarrolló en el siglo XII por la protección de Alfonso VI y Alfonso VII, convirtiéndose en el centro religioso más importante de la Ribeira Sacra después de San Estevo de Ribas de Sil, con amplias propiedades en ambas orillas del río. Su decadencia llegó en el siglo XV y a principios del siglo siguiente pierde su categoría abacial y pasa a depender de San Esteban.Su planta es de una sola nave de cinco tramos separados por arcos levemente apuntados y se cierra mediante una triple cabecera semicircular elevada en la que sobresale el ábside central. El aparejo es de excelente sillería granítica. Los muros llevan contrafuertes adosados con una línea de impostas central de la que arrancan las ventanas de  medio punto que se abren en los contrafuertes. Sólo se utiliza la cubierta abovedada para la cubrición de los ábsides mientras que la nave se cubre con tejado a dos aguas sostenido por el exterior por la habitual serie de canecillos. La fachada es muy sencilla, la portada es semicircular y abocinada con triple arquivolta sostenida por columnas con capiteles vegetales, sobre la cual podemos ver la hermosa tracería de uno de los mejores rosetones románicos de Galicia. Adosada al lado norte de la iglesia se encuentra una torre- campanario románica. Es de planta cuadrada y con dos arcos de medio punto abiertos en cada lado en el segundo cuerpo, se remata con almenas y se cubre mediante chapitel. La base está vaciada por arcos de medio punto que permiten el paso al claustro. Alrededor de éste se encuentra el resto de las estancias monacales a las que se puede acceder desde el exterior a través de una portada abierta en el atrio de la iglesia. El claustro fue reconstruido en el siglo XVI y otra vez, recientemente, junto con el resto de las dependencias monacales hasta hace poco en ruinas.

Share